Un 2012 con más dudas que certezas

por Matías Ghidini para La Nación - 2/26/2012

Con algunas certezas e incógnitas se perfila el escenario 2012 de búsquedas ejecutivas. Luego de un 2010 en quinta a fondo, el mercado desaceleró a cuarta durante el primer semestre de 2011 y terminó rebajando a tercera en la segunda mitad de ese año. Aún avanzando, la suerte de la economía local e internacional marcará los límites de las ofertas para este año.

¿Por dónde pasan las certezas? Trillado ya a esta altura, pero inevitablemente cierto, la industria de Tecnología de la Información (IT) continúa con su feroz demanda de profesionales. Para este último lustro de recurrentes economías globales en crisis se trata de un mercado casi irreal donde rige el pleno empleo. Si un bachiller recién egresado de la escuela secundaria estuviese leyendo estas líneas y quisiera asegurarse una pronta y bien remunerada salida laboral, carreras como Ingeniería Informática, Ingeniería Electrónica o Licenciatura en Sistemas serían una apuesta ganadora. Más específicamente, desarrolladores .net (que aumentaron exponencialmente relegando a las estrellas Java de 2010), administradores de redes (tecnología Cisco) y consultores SAP, FICO y SD encabezan los top.

Por debajo de IT, sectores como el de minería, energía y petróleo siguen requiriendo personal calificado para su operación. Se trata, eso sí, de posiciones técnicas y bien específicas (por ejemplo, ingenieros en reservorios, en exploración, geólogos, especialistas en sustentabilidad, entre otras). Por último, un incipiente segmento en crecimiento es el de las compañías de Internet (compras colectivas, venta de pasajes u hoteles, servicios en general).

Algo más incierto parece el horizonte para sectores que fueron motores hasta ahora. Automotrices, construcción, centros de servicios compartidos, la industria pesada, consumo masivo, por citar algunos. Estarán monitoreando muy de cerca el impredecible cóctel de tipo de cambio real, paritarias, régimen de importaciones e inflación.

¿Y qué podrán esperar los candidatos de este potencial escenario laboral? Por lo pronto, un mercado activo, pero más selectivo. No será el carnaval de años atrás, pero para quien esté bien posicionado y formado, el teléfono seguirá sonando. Empresas esperando el visto bueno de casa matriz para disparar repentinamente búsquedas podrá implicar procesos algo desordenados.

¿Dónde estarán las oportunidades? En la región: Brasil, Perú y Chile precisan, valoran y retribuyen al profesional argentino. Otros con oportunidades serán aquellos dispuestos a ocupar cargos en pymes, o jóvenes emprendimientos en proceso de profesionalización; una intrépida aventura no apta para cualquiera, pero que aporta a las necesidades de un universo que emplea a más del 75% de la población.

Haga click aquí para ver esta columna publicada en el diario La Nación el Domingo 26 de Febrero de 2012.

Compartir en

Valid CSS!